(fr. gélatino-bromure; ing. gelatino-bromide) (ca. 1880). Placa de cristal, cubierta con una solución de bromuro, agua y gelatina según los trabajos de R. L. Maddox (1871). Constituye la solución definitiva para la ansiada “placa seca” tras el antecedente del colodión seco y otros intentos. Hacia 1880 comenzó la fabricación industrial de papeles de positivar al gelatino-bromuro, que ha sido el proceso fotográfico definitivo, utilizado hasta nuestros días.(Sougez/Pérez Gallardo 2003: 198)

Una solución de bromuro de cadmio, agua y gelatina sensibilizada con nitrato de plata se extiende sobre el cristal, brindando así un material negativo de fácil manejo y larga duración. Hacia 1880 ya se fabricaban papeles de positivado al gelatino-bromuro y la introducción del celuloide dio a Eastman la idea de la película continua [Sougez 2011: 521]

(fra. héliographie) (1826-1833) Procedente del griego “helios”, sol, y de “graphein”, dibujo. Aunque el término compitió con el de fotografía, desde los inicios del medio y ambos términos se siguieron utilizando indiferentemente durante algún tiempo. Este es el nombre que N. Niepce dio a su procedimiento, esbozado ya alrededor de 1815. Consistía en una placa de cobre o peltre cubierta con betún de Judea disuelto en aceite de lavanda. Se revelaba con aceite de lavanda y petróleo, resultando una imagen única. El betún de Judea blanqueaba bajo el efecto de la luz, dando una imagen positiva. N. Niepce distinguía entre las heliografías, reproduciendo grabados ya existentes y el “point de vue”, término reservado para la imagen sacada del natural. (Sougez/Pérez Gallardo 2003: 225).

(fr. instantané; ing. snapshot) (ca. 1880). La posibilidad de registrar el movimiento “congelado” en un instante de su desarrollo es uno de los grandes logros de la fotografía. Las primeras imágenes de movimiento salían “movidas”, como en las escenas callejeras tomadas mediante los primeros procedimientos. Edward Muybridge y Étienne-Jules Marey fueron los primeros en eternizar el instante de manera satisfactoria al analizar las distintas fases del movimiento. (Sougez/Pérez Gallardo 2003: 238)

(fr. positif direct Bayard) (1839-1843) El proceso ideado por Bayard consistía en tratar sucesivamente un papel con sales de amoníaco, nitrato de plata y yoduro de potasio. Se fijaba la imagen con bromuro potásico. Tras mojar el papel en amoníaco, era secado, luego se le aplicaba nitrato y se secaba a oscuras. Para proceder a la exposición el papel era bañado en yoduro potásico y se aplicaba mojado encima de una pizarra en la cámara. El tiempo requerido para la exposición rondaba una hora. La luz blanqueaba el papel y se conseguía una imagen positiva (pero invertida) que se fijaba con bromuro de potasio. (Sougez/Pérez Gallardo 2003: 361-362)

(fr. papier à développment direct; ing. developing-out paper) Papel al gelatino-bromuro de plata (aún vigente) o al clorobromuro de plata, que sustituyó el proceso de ennegrecimiento directo, en torno a 1890. (Sougez/Pérez Gallardo 2003: 376-377)

(fr. papier salé; ing. salter paper) (1840-1865) Papel salado, sensibilizado con cloruro de plata y de ennegrecimiento directo a la luz natural. Ya lo utilizaba Fox Talbot para positivar. Históricamente hablando es el primer papel fotográfico. (Sougez/Pérez Gallardo 2003: 393)

Uso responsable de las imágenes

Si desea solicitar una copia de cualquiera de las imágenes alojadas en la web de la RSEAPT, puede hacerlo a través del siguiente enlace: Formulario de solicitud de reproducciónEn caso de que vaya a hacerse uso de cualquiera de los documentos de la colección gráfica de la Entidad será preceptivo citar la procedencia de los mismos. 

 

CabildoTenerifeBlanco web
Proyecto financiado por el Cabildo Insular de Tenerife
Restauración y tratamiento digital de Imágenes: Tarek Ode
Concepto, diseño y desarrollo web: Juan Ascanio